Con la llegada del buen tiempo, muchas personas comienzan a interesarse en las soluciones de climatización que puedan brindar una sensación de bienestar y confort dentro del hogar. Por ello, la instalación de aire acondicionado se vuelve una prioridad en estos días.

Eligiendo entre las distintas opciones que se ofrecen en el mercado, una de las principales dudas de los consumidores es precisamente cómo elegir un aire acondicionado que se adapte realmente a las características y necesidades de sus viviendas.

Hoy venimos a contarte qué clases de aparatos de aire acondicionado puedes encontrar en la actualidad y qué debes tener en cuenta para dar con la mejor solución para tu hogar.

 

Tipos de aire acondicionado

Para descubrir cómo elegir un aire acondicionado ideal para tu casa, es necesario que conozcas los diferentes tipos que existen actualmente en el mercado. En este sentido, los que puedes encontrar son:

 

Aire acondicionado split o multisplit

Si bien el universo de aparatos de aire acondicionado es muy amplio, lo cierto es que dentro de las opciones más populares (aquellas por las que más consumidores se inclinan) solemos encontrar al split o multisplit.

Esta clase de equipo puede tener una vida útil de hasta 10 años, dependiendo de su adecuado mantenimiento, con lo cual resulta una inversión interesante.

Por otro lado, se trata de un sistema cuya instalación consiste en una unidad en el exterior y una o varias unidades interiores. Gracias a que al instalarlo no se necesitan realizar grandes obras, resulta una opción muy práctica. Además, suele ser una opción silenciosa, eficiente en términos energéticos, fácil de adaptar a distintos tipos de ambientes y ayuda a mantener el aire fresco en una o más estancias a la vez.

Aire acondicionado Suplà

 

Aire acondicionado por conductos

Otra de las opciones es el aire acondicionado por conductos. En este caso debemos hablar de ventajas muy interesantes con respecto a otras opciones, dado que su instalación está compuesta por un sistema centralizado de distribución del aire mediante un falso techo y rejillas por las que sale el flujo de aire y se distribuye en los distintos ambientes de una casa o establecimiento. Este sistema de conductos se integra a la vivienda en cuestión sin tener ningún tipo de aparato a la vista.

Este tipo de solución permite la zonificación, es decir, que en cada estancia es posible regular la temperatura y flujo del aire.

El aire acondicionado por conductos también ayuda a reducir el coste energético.

 

Otros modelos menos novedosos pero igualmente presentes en el mercado, son los aires acondicionados de ventana y los aires acondicionados portátiles. Pese a ello es importante tenerlos en cuenta como más opciones de instalación de aire acondicionado:

 

Aire acondicionado de ventana

Es otra de las opciones si de la instalación de aire acondicionado hablamos, y se trata de un equipo autónomo que es capaz de producir frío y calor y cuenta con todos los elementos necesarios para efectuar el tratamiento del aire.

Esta clase de unidad tiene que estar situada a una altura intermedia entre el suelo y el techo y para efectuar su instalación se debe abrir un hueco en la pared para que quede la mitad del equipo dentro de la vivienda y la otra en el exterior; de esta forma se producirán los intercambios de calor y frío para el adecuado funcionamiento del equipo.

Entre sus ventajas se pueden destacar la facilidad de instalación y que no ocupan demasiado espacio, dado que va empotrado en la pared. No obstante, este es un sistema menos utilizado hoy en día ante la posibilidad de recurrir a las dos opciones anteriores.

 

Aire acondicionado portátil

El aire acondicionado portátil es un aire acondicionado sin instalación, también denominado pingüino aire acondicionado por su diseño.

Esta es una alternativa que puede resultar muy útil para aquellos que no pueden realizar obras en sus viviendas o bien para quienes quieran reforzar el trabajo que ya realiza su sistema de climatización split, por ejemplo, pese a que un sistema split o por conductos representa mayor comodidad y un rendimiento integral para todo el hogar.

Esta clase de equipo va colocado en el suelo y posee rueditas para poder trasladarlo con facilidad. Entre sus componentes cuenta con una manguera que es la que ayuda a expulsar el aire caliente al exterior, además del compresor, condensador, válvula de expansión y evaporador que también están presentes en la misma unidad.

Aunque resulta una opción más ruidosa que todas las anteriores, también es una alternativa muy práctica.

 

¿Qué tener en cuenta para elegir un aire acondicionado?

Ahora que ya conoces las distintas opciones en sistemas de climatización, es necesario descubrir cómo elegir un aire acondicionado en función de ciertos parámetros.

 

Necesidades de tu vivienda:

No es lo mismo elegir un split o un aire acondicionado por conductos ante un aparato portátil de climatización. Antes de decidir, debes analizar cuáles son las necesidades de climatización de tu vivienda, pero también sus características, es decir: tamaño, cantidad de estancias a climatizar, presupuesto con el que cuentes y otros aspectos.

 

Eficiencia energética:

Un punto que no puedes dejar de considerar en el momento de buscar cómo elegir un aire acondicionado es la eficiencia energética, porque esto se traduce como la cantidad de dinero que tendrás que pagar en concepto de energía eléctrica al final del mes. Cuanto más eficiente sea tu equipo, menos gasto tendrás, y los equipos con clasificación A++, A+ y A son los más eficientes.

 

Potencia del equipo:

En este caso, debemos hablar de las frigorías necesarias para absorber el calor de la vivienda. Aunque en este cálculo intervienen muchos factores tales como: la superficie de las paredes, el techo, superficie acristalada, temperatura exterior, orientación de la habitación, ubicación geográfica, época del año, materiales de construcción, entre otros, en la práctica hay un cálculo base que consiste en sumar 100 frigorías por metro cuadrado.

 

Nivel sonoro:

Por supuesto que, si hablamos de encontrar una solución que maximice el confort en tu hogar, el nivel sonoro de los aparatos de instalación de aire acondicionado es un parámetro a considerar antes de decidirte por una unidad u otra. Lo ideal es que el nivel de ruido no supere los 24 decibelios.

 

Con esta información ya puedes elegir con tranquilidad el aire acondicionado perfecto para tu vivienda.

¡Consúltanos y te asesoramos!